🇺🇸 America Sings, con Morris Robinson

Morris Robinson cantó canciones folkóricas americanas y espirituales afroamericanas con el coro True Concord © Lawrence Brownlee

Enero 25, 2020. El Tucson Desert Song Festival presentó un concierto de canciones americanas con el bajo del Metropolitan Opera, Morris Robinson, y el grupo coral de esta ciudad, True Concord. El coro inició el concierto con himnos folklóricos americanos recopilados por John Rippon y que datan de 1787. El primero de los cuales fue ‘How Firm a Foundation’, seguido por ‘The Road Home’. El himno proviene de The Southern Harmony Songbook de 1835, con un texto religioso de Michael Dennis Browne. True Concord cantó cada verso con un sonido suave y terso.

Acompañado al piano por Michael Dauphinais, el ensamble coral cantó el himno decimonónico ‘Saints Bound for Heaven’ en un arreglo de Mack Wilberg. Luego, el grupo cantó las “Train Songs”, de la era en que el ferrocarril era el modo de transporte más popular. Otra melodía popular en la década de los 20 y luego de nuevo en los 60 del siglo pasado fue la rítmica ‘This Train is Bound for Glory’. 

Aaron Copland arregló la canción folklórica ‘The Dodger’, cuya letra y vibrante melodía siguen siendo apropiados hoy en día.

Finalmente apareció Morris Robinson. Acompañado por Dauphinais, quien tocó los arreglos de Copland a las canciones ‘Long Time Ago’, ‘Simple Gifts’. El bajo y el pianista dialogaron a través de la música y pintaron retratos vocales que culminaron la primera parte del recital con una ejecución portentosa de ‘Zion’s Walls’, acompañados por el coro.

Después del intermedio, True Concord cantó tres canciones de Stephen Foster: ‘Oh! Susanna’, ‘Gentle Annie’ y ‘Nelly Bly’, así como ‘Summertime’ de George Gershwin, que en medio del invierno del desierto de Arizona nos hizo suspirar por los rayos del sol veraniego. También de Gershwin el coro interpretó, con el rítmico acompañamiento del pianista, ‘I Got Rhythm’.

Para culminar el programa, se ofrecieron “spirituals” y canciones afroamericanas como ‘Soon All Will Be Done’ y ‘My Soul’s Been Anchored in the Lord’, que el conjunto vocal cantó a cappella. 

Robinson homenajeó al bajo-barítono americano Paul Robeson al entonar el tradicional “spiritual” ‘Deep River’y ‘Ol’ Man River’ del musical de Jerome Kern, Showboat. Y un gran final para este concierto fue la interpretación de otro himno espiritual afroamericano: ‘Witness’, con el coro True Concord y Morris Robinson.