?? Attila en concierto en Chicago

Christian Van Horn como Attila en Chicago © Kyle Flubacker

Abril 11, 2021. Con buenas intenciones y dentro de las condiciones impuestas por la actual pandemia, la Lyric Opera de Chicago presentó, bajo el formato de streaming y sin costo, un espectáculo en versión de concierto, sin público y de una duración de poco menos de una hora, con fragmentos de la ópera Attila de Giuseppe Verdi y comentarios a cargo del director musical de la compañía, el maestro Enrique Mazzola. 

Programada dentro de la presente temporada y posteriormente cancelada, la adaptada propuesta de reposición de la ópera verdiana logró conservar el interesante cuarteto de solistas originalmente previsto, que para la ocasión se presentó acompañado por los pianistas William C. Billigham y Jerad Mosbey bajo la dirección musical de Mazzola. 

Como Attila, el bajo-barítono Christian van Horn mostró gran afinidad con la parte del líder de los hunos y sacó buen partido del acompañamiento del piano para lucir una voz de cuidada línea, homogénea, y de graves bien esmaltados. Tanto en la cavatina ‘Mentre gonfiarsi l’anima’ como en su posterior cabaletta ‘Oltre a quel limite t’attendo’ demostró poseer la autoridad requerida para la parte, revelándose asimismo como un intérprete entregado y expresivo.

Poseedora de unos medios vocales de una calidad superlativa, la soprano Tamara Wilson le sacó chispas a la cavatina ‘Allor che i forti corrono’ y la cabaletta ‘Da te questo or m’è concesso’, haciendo gala de una voz potente y bien controlada, con agudos de acero y de sobrados recursos técnicos que le permitieron enfrentar las agilidades exigidas por la temible parte con precisión y sin esfuerzo alguno. A contar por estos confites, su Odabella podría ser de gran referencia en el futuro.

Mucho más romántico que heroico, el Foresto del tenor Matthew Polenzani resaltó los aspectos más belcantitas del noble aquileo ofreciendo una interpretación de exacerbada elegancia, canto dúctil y agudos fáciles y brillantes. Habida cuenta de su anodina y poco carismática interpretación de la cabaletta ‘Cara patria’, costó imaginar que haya resultado victorioso en su convocatoria a sublevar al oprimido pueblo de Aquileia. 

Tanto por la calidad de sus opulentos medios como por su sensibilidad interpretativa, el barítono Quinn Kelsey convenció como el general romano Ezio en su aria ‘Dagli inmortali vertici’. Único fragmento de conjunto, el electrizante cuarteto final del Acto II, ‘O miei prodi’, estuvo muy bien servido, aunque con algunos voltios menos, debido a la falta de química entre los intérpretes, que debieren cantar separados debido al obligado protocolo sanitario. Algunos de los miembros del coro de la casa —preparado por el siempre atento Michael Black— hicieron su aporte de calidad interpretando «en remoto» los fragmentos corales ‘Del ciel inmensa volta’ y ‘Chi dona luce al cor’. La cuidada estética visual, la excelente dirección de cámaras y el desbordante entusiasmo de Mazzola como maestro de ceremonias completaron una propuesta musical y didáctica muy bien servida y atractiva.

Con subtítulos en inglés, está disponible en: https://www.lyricopera.org/shows/upcoming/2020-21/attila-highlights-in-concert/