馃嚠馃嚬 Donna di veleni en Novara

Escena de Donna di veleni en el Teatro Coccia de Novara

Febrero 16, 2020. Uno de los m茅ritos del teatro Coccia en Novara, el 煤nico teatro tradicional en Piamonte, es representar una nueva 贸pera cada a帽o, es decir, un estreno absoluto. A partir de aqu铆, estas obras viajar谩n por el mundo para darse a conocer y convertirse en un punto de referencia para las nuevas composiciones.

El libretista de esta Mujer venenosa, Emilio Jona, cuenta que el libreto naci贸 de una comisi贸n de una 贸pera al compositor Marco Podda聽que deb铆a centrararse en algunas figuras sicilianas transgresoras del siglo XVII. El resultado es un libreto aparentemente tradicional, de rima rigurosa, que encuentra sus claves ling眉铆sticas en el mundo popular siciliano y calabr茅s y cuenta una historia de g茅nero, fuertemente femenina, en un momento de cacer铆a de brujas, con sus obsesiones sexof贸bicas, que tiene en el centro a la figura de una mujer, hechicera y sabia, que ser谩 llamada a resolver los problemas de la violencia y el amor de los dos protagonistas.

Los tres personajes se mueven en un lugar intemporal, entre coros emblem谩ticos: el de los hombres negros que personifican el poder de una religi贸n institucionalizada, feroz y represiva en la defensa de sus dogmas, su sexofobia y su desprecio por las mujeres; el de la inocencia de los ni帽os abandonados por sus madres, la de las adolescentes en el umbral del amor y el de los aldeanos que viven en medio de privaciones y hambrunas. Todos le piden algo a 鈥渓a mujer venenosa鈥, pero lo que Maria y Ruggero le piden son dos cosas opuestas. Y la mujer de los venenos se los ofrecer谩 en una sola taza; dependiendo de qui茅n y por qu茅 la beba, dar谩 amor o muerte. Ruggero tomar谩 una decisi贸n que unir谩 estos dos caminos dram谩ticamente; y luego ser谩 la mujer de los venenos, con su sabidur铆a de gran madre, quien tomar谩 la mano de una Maria diferente, probada y dolorosa, para acompa帽arla hacia su futuro.

En lo que respecta a la m煤sica, es contempor谩nea y, aunque tiene sus ra铆ces en la tradici贸n, destella una modernidad absoluta, de impacto inmediato; es una composici贸n agradable de escuchar. El director de escena Alberto Jona cuenta con un camino profesional que ha pasado por la danza, la musicolog铆a y la m煤sica. Se acerc贸 al teatro al fundar a mediados de los 90 la compa帽铆a Controluce Teatro d鈥橭mbre, que hizo que de la relaci贸n entre la m煤sica y la sombra su fuerza y su identidad. Desde entonces, junto con Corallina De Maria y Jenaro Mel茅ndrez Chas, ha supervisado la puesta en escena de todos los espect谩culos de la compa帽铆a.

La direcci贸n musical estuvo a cargo de Vittorio Parisi, quien con una mesura equilibrada penetr贸 en la esencia de la obra tanto desde el punto de vista musical como desde el narrativo. La puesta en escena, entre luces y sombras en movimiento, hizo que el escenario se viera espectacular con: una gran cama con dosel al principio, sin cortinas abrumadoras que desaparecen en la parte superior; y con una coreograf铆a moderna perfectamente descriptiva con los bailarines y bailarines en busto desnudo para componer una escena casi pict贸rica. El coro de San Gregorio Magno, presente siempre en las producciones de Novara, se uni贸 al espl茅ndido coro de voces blancas del mismo teatro.

Las interesantes voces de J煤lia Farr茅s-Llongueras, soprano ligera, de gran potencial expresivo, en el papel de Maria, y de Paoletta Marrocu, en el papel titular, expresaron el drama vocal e interpretativo con movimientos medidos, lentos, que tendieron a la introspecci贸n. Los roles masculinos estuvieron a cargo de Danilo Formaggia, quien interpret贸 a Ruggero con gran pasi贸n y ductilidad vocal, adem谩s de Matteo Mezzaro, el amante, quien con suavidad y elegancia desempe帽贸 su papel en una fuerte adhesi贸n al libreto.