🇲🇽 El gato con botas en Guadalajara

Octubre 3, 2019. Quince años después de su estreno en Guanajuato, la célebre ópera infantil El gato con botas del español Xavier Montsalvage fue representada en el escenario del Teatro Degollado de Guadalajara. La Orquesta Filarmónica de Jalisco programó la obra en tres funciones que acontecieron a principios del mes de octubre con un elenco nacional en el que destacó el tenor tapatío César Delgado en el rol del Molinero, quien posteriormente se convierte en el Marqués de Carabás. Delgado posee un timbre atractivo y soltura escénica, lo que le permitió interpretar libremente al Molinero, con dicción clara e identificación musical.

La obra, ya conocida en la ciudad luego de las excelentes funciones que dirigió Ernesto Álvarez en PALCOO hace un par de años, tuvo un ingreso regular de público. En la función inicial, el joven director Iván López Reynoso condujo con entusiasmo a la agrupación musical, ofreciendo brío y un cuidado manejo de las diversas secciones. Sin embargo, a pesar de sus frecuentes actuaciones en el género operístico, la orquesta sonó en elevado volumen e indómita tendencia a opacar las voces. Los cantantes ofrecieron un nivel sonoro equilibrado que sonó pequeño ante la orquestación. En el papel del Gato con Botas, la mezzosoprano Verónica Alexanderson, escuchada aquí hace años como Rosina en un Barbiere di Siviglia rossiniano, cantó con seguridad y divertido cariz, cualidades también evidenciadas por la soprano Lourdes Ambriz, de cristalinos acentos y musicalidad en su asunción de La Princesa. El bajo Charles Oppenheim fue un Ogro de tintes dramáticos y canto sólido, y el barítono Jorge Eleazar Álvarez interpretó a El Rey.

La dirección escénica corrió a cargo de César Piña, quien dirigió la Tosca pucciniana hace una década por estos lares. Se nota en su trabajo la pericia y concentración, apoyado en la correcta iluminación y soporte escenográfico.

Nos preguntamos por qué la OFJ optó por este título cuando hay muchas obras operísticas más atractivas para el público tapatío que hubieran motivado mayor audiencia e interés, según las opiniones escuchadas en diversos foros. Incluso para el público infantil Hänsel und Gretel de Humperdink o Brundibar de Krása son más divertidas e interesantes que el cuento aquí reseñado.