Il signor Bruschino en Pésaro

Il signor Bruschino en Pésaro
Escena de Il signor Bruschino © Studio Amati Bacciardi

Agosto 13, 2021. Entre esas pequeñas joyas que configuran la primera actividad lírica de Rossini se encuentra esta brillante comedia, muy adecuada para el bellísimo teatro de esta ciudad. Pude observar en directo por primera vez (y no en streaming) una función con la orquesta en la platea, el público en los palcos y los artistas en el escenario. Será una solución de emergencia, pero según mi recuerdo, la acústica queda alterada en beneficio de la orquesta, lo que está muy bien para la célebre obertura, pero luego no consigue mantener el equilibrio con los cantantes, que lo habrían necesitado. Michele Spotti dirigió bien a la orquesta Rossini.

La nueva presentación (en coproducción con Muscat y Boloña) no es nada del otro mundo. Todo transcurre en un barco con su chalupa auxiliar, cosa que si bien permite un desplazamiento constante de los personajes, también los obliga a algunos difíciles contorsionismos. Como siempre, el vestuario y la simple escena se han actualizado, en este caso sin molestar en absoluto.

La versión es correcta, pero intrascendente. El mejor fue Pietro Spagnoli, adecuadísimo para Bruschino padre como voz, canto y actuación. Esperaba más de Giorgio Caoduro, en especial en su espléndida aria de presentación (‘Nel teatro del gran mondo’), aunque después de ella se mostró seguro y desenvuelto. Marina Monzó (Sofia) hizo un buen trabajo, en especial en su aria: se trata de una soprano coloratura, pero con cierto peso en la voz, y se mueve bien. Jack Swanson (Florville) tiene voz de color poco grato, pero resuelve bien su parte (el enamorado, causante de todos los equívocos de la obra), canta bien y es simpático. 

De los demás se pudo apreciar la vis cómica del Comisario de Enrico Iviglia, el buen canto y la actuación de Gianluca Margheri como Filiberto (el posadero que retiene al verdadero Bruschino hijo por sus dedudas, un correcto Manuel Amati) y la pizpireta Chiara Tirotta (Marianna), a quien habrá que esperar un papel con más enjundia para emitir una opinión. El teatro estaba lleno, y hubo aplausos corteses, pero bastante moderados.