🇺🇸 L’amant anonyme en Los Ángeles

Escena de L’amant anonyme en Los Ángeles

Noviembre 15, 2020. Muchos amantes de la música saben que hay un concierto para violín de Joseph Bologne, el Caballero de Saint-Georges, un hombre negro nacido en 1745 de una esclava y un esclavista en la isla de Guadalupe. Pocos saben que Bologne escribió óperas, cuya mayoría se ha perdido. Solo L’amant anonyme (El amante anónimo) se ha conservado en su totalidad.

Mozart era una década más joven que Bologne, Gluck era tres décadas mayor. Se pueden escuchar algunos de los rasgos estilísticos de cada uno en L’amant anonyme. También era contemporáneo de Joseph Haydn, André Grétry y Giovanni Paisiello. Algunas sonoridades encontradas en la ópera de Bologne son similares a las de las obras de los compositores mencionados, pero también hay marcadas diferencias, y la música de Bologne ciertamente merece tener un lugar propio. 

La puesta en escena de la Ópera de Los Ángeles contó con miembros del Programa de Jóvenes Artistas Domingo-Colburn-Stein: Tiffany Townsend, Robert Stahley, Alaysha Fox, Michael J. Hawk, Gabriela Flores y Jacob Ingbar.

Tiffany Townsend retrata a Léontine, la dama que es el objeto de interés del amante desconocido. Con el distanciamiento social debido al covid-19, los cantantes tuvieron que mantenerse alejados unos de otros, por lo que el drama tuvo que ser expresado musicalmente. Townsend mostró cariño por su admirador secreto en su arietta y en el dramático recitativo del segundo acto.

Con un nombre que suena un poco a corazón valiente, Valcour es el amante anónimo que teme descubrir si Léontine lo ama o no. Explica su problema en un aria al principio de la ópera. El tenor Robert Stahley tiene un sonido robusto. El Ofemón de Michael J. Hawk es un personaje excepcional que guía gran parte de la narración y proporciona notas graves bruñidas en los conjuntos. 

Los seis cantantes que participaron pertenecen al Programa de Jóvenes Artistas de la Ópera de Los Ángeles

Como Dorothée, Alaysha Fox canta una deliciosa aria de la primera ópera de Bologne, Ernestine, ya que L’amant no tiene música para su personaje. Gabriela Flores y Jacob Ingbar —como Jeannette y Colin— completan este sexteto de jóvenes artistas consumados. Las danzas de la coreógrafa Andrea Beasom son etéreas e incluso íntimas, ya que baila con su marido en la vida real, Daniel Lindgren.

Las imágenes proyectadas por Hana S. Kim varían desde siluetas a bocetos y decoraciones brillantes, la mayoría de los cuales se basan en colores, patrones y perspectivas. El director de escena, Bruce Lemon, Jr., tuvo que seguir un enorme conjunto de reglas sanitarias. Él y el maestro James Conlon decidieron que la orquesta tocara durante los saludos de los artistas, ya que no hubo público presencial, lo que compensó la falta de aplausos entusiastas que se habrían producido si esta actuación hubiera sido en una sala llena de aficionados. Conlon nos ha regalado una melodiosa y bien coordinada función en línea de L’amant anonyme.