馃嚝馃嚪 Rigoletto en Nancy

馃嚝馃嚪 Rigoletto en Nancy
Francesca Ascioti (Maddalena) y Alexey Tatarintsev (Duca di Mantua) 漏 Jean-Louis Fernandez

29 de junio de 2021. La 脫pera Nacional de Lorraine, situada en la ciudad de Nancy en la regi贸n noroeste de Francia y una de las pocas compa帽铆as del pa铆s con la distinci贸n de ser considerada como 芦teatro nacional禄 concluy贸 su temporada 2020-2021 a pesar de las dificultades y vicisitudes a las que han tenido que enfrentarse durante este a帽o todos los teatros en el mundo.

El t铆tulo elegido fue el de Rigoletto de Verdi, presentado desde la visi贸n del director Richard Brunel, quien pronto asumir谩 la direcci贸n de la 脫pera de Lyon, y que aqu铆 concluy贸 su trilog铆a de Verdi comenzada hace algunas temporadas con Il Trovatore y que incluy贸 tambi茅n聽La traviata.La ingeniosa propuesta del director esc茅nico gir贸 en torno al ballet, ya que la escena fue situada tanto la parte trasera del escenario de un teatro como en los camerinos y salas de ensayo. Rigoletto en este montaje es un antiguo bailar铆n, retirado y frustrado por una lesi贸n, mientras que el Duque es el core贸grafo principal de la compa帽铆a.El exigente montaje hizo que, adem谩s de cantar, los artistas mostraran sus dotes de bailarines, con un resultado satisfactorio y bien realizado.

Un elemento esc茅nico que sirvi贸 como hilo conductor de la narraci贸n, por su presencia en la mayor parte de las escenas, fue el de incluir a Agn猫s Letestu, bailarina estrella de la 脫pera de Par铆s, quien represent贸 el esp铆ritu de la esposa de Rigoletto y madre Gilda que deambul贸 de manera discreta y silenciosa por el escenario en una t煤nica blanca, y cuyas coreograf铆as estuvieron a tono con la intensidad o la suavidad de la m煤sica orquestal. Su presencia ofreci贸 tambi茅n efectos visualmente sugestivos para el p煤blico. Como ejemplo se podr铆a resaltar su delicado baile circular estirando sus alas durante la tormenta mientras un fuerte rayo de luz la alumbraba desde el fondo del escenario.

Teniendo como marco las bien dise帽adas escenograf铆as de Etienne Pluss, como los modernos vestuarios de Thibault Vancraenenbroeck, sin olvidar la iluminaci贸n de Laurent Castaingt que jug贸 un papel preponderante en la escena, el trabajo de Brunel se apag贸 puntualmente a como est谩 descrita la trama en el libreto. En el foso,聽Alexander Joel聽dirigi贸 con mano segura a la orquesta de la 贸pera de Lorraine, aportando intensidad, dramatismo y emoci贸n a la escena, con tempos adecuados, permitiendo adem谩s libertad para desenvolverse, tanto a los m煤sicos como a los cantantes.

Hubo una buena elecci贸n del elenco que fue encabezado por la Gilda de Roc铆o P茅rez, joven soprano madrile帽a que ofreci贸 un canto n铆tido, brillante, destacando en los agudos y por su sutil y colorido timbre, as铆 como su juvenil apariencia, ideal para el personaje. El experimentado bar铆tono Juan Jes煤s Rodr铆guez聽plasm贸 su segura e innegable experiencia esc茅nica y vocal para personificar un atormentado y afligido, pero muy cre铆ble, Rigoletto.

El tenor Alexey Tatarintsev mostr贸 un timbre grato y su actuaci贸n no desmereci贸; y la contralto italiana Francesca Ascioti sobresali贸 como Maddalena, aportando seducci贸n y gracia a su actuaci贸n, adem谩s de cantar con voz profunda, oscura y tersa. El bajo 脰nay K枚se fue un correcto Sparafucile, a pesar de cantar en ocasiones con excesiva fuerza.Una menci贸n merece tambi茅n el bajo-bar铆tono Pablo L贸pez, tercer cantante espa帽ol del elenco, por su caracterizaci贸n como Monterone. Buen desempe帽o tuvo el resto de los cantantes, as铆 como el coro, en cada una de sus intervenciones.