🇺🇸 Shining Brow en Phoenix

Escena de Shining Brow en Phoenix © Tim Trumble

El 27 de septiembre de 2019, la Ópera de Arizona presentó la más reciente revisión a la partitura de Shining Brow del compositor Daron Hagen y el libretista Paul Muldoon, estrenada en 1993. El título, también conocido como Taliesinm, alude al nombre de un antiguo y mítico bardo galés que apareció en la corte del Rey Arturo. El arquitecto Frank Lloyd Wright, tema de la ópera, llamó a sus estructuras icónicas de Wisconsin y Arizona “Taliesin”. 

Para la reciente presentación de Phoenix, los autores redujeron la partitura y el libreto a un solo acto de 100 minutos. Jacob A. Climer diseñó tanto los vestuarios como la escenografía de esta producción, ubicada a principios del siglo XX, antes de la Primera Guerra Mundial. El director de escena Charles Rader-Shieber contó la historia de manera directa y realista, a pesar de que hubo más diálogo e introspección en el escenario que acción. Wright y su amante, Mamah, cuentan su historia y las consecuencias en una época en que la naturaleza —la arquitectura que valoraban y el arte que los rodeaba— tenían que hacerle frente a una sociedad moralizante.

Como el mentor de Wright, Louis Sullivan, el tenor dramático Bille Bruley se la pasó bebiendo copas de crema de menta y brandy mientras se lamentaba de su feneciente relación con el arquitecto. El barítono John Moore fue el enérgico e incansable Wright, que casi siempre se mantuvo en el escenario. Su personaje tiene un rol largo y arduo en esta ópera corta. La soprano dramático Laura Wilde fue la liberada y feminista Mamah, quien no estaba dispuesta a sacrificar sus derechos para satisfacer las necesidades de su esposo e hijos. Como Edwin Cheney, el barítono de voz suave Michael Adams interpretó al esposo de Mamah. 

A diferencia de muchas óperas nuevas que buscan ahorrar costos, Shining Brow cuenta con un coro de albañiles —preparado por Henri Venanzi— que construyen los edificios de Wright y que interactúan musicalmente con los solistas. 

Con estas funciones, la directora ruso-americana Lidiya Yankovskaya hizo un impresionante debut con la Ópera de Arizona. Como directora musical del Chicago Opera Theater, Yankovskaya es la única mujer de tener una posición similar en Estados Unidos.