Lisa Rodríguez en Motezuma de Vivaldi: Diario de viaje

Lisa Rodríguez en Motezuma de Vivaldi: Diario de viaje
Lisa Rodríguez con el Ensamble Caprice, bajo la dirección de Matthias Maute © Gilles Brissette

Motezuma de Antonio Vivaldi se presenta en una gira por Estados Unidos y Canadá con la participación de tres jóvenes cantantes mexicanos. Lisa Rodríguez protagoniza como Teutile esta ópera reconstruida por el especialista en música barroca Matthias Maute, director artístico del proyecto.

Enero 13. En dos semanas viajaré para iniciar una gira por varias ciudades de Canadá y Estados Unidos cantando el rol de Teutile en la ópera Motezuma de Vivaldi. Será mi primera vez cantando ópera profesionalmente y fuera de mi país. Estoy muy agradecida con Dios por haber elegido esta experiencia de vida para mí, y con todos los que han trabajado para que este tour suceda.

Lisa, este es tu début en una ópera fuera de México. ¿Cómo hiciste para prepararte para una gira con una ópera no solo desconocida sino reconstruida?
Es música magníficamente compuesta, tanto las partes escritas por Vivaldi como las reconstruidas por Matthias Maute, por lo que me resultó muy accesible. El mayor reto fue encarnar un personaje con tantos contrastes emocionales como lo es Teutile y lograr que mi voz transmitiera todas esas emociones de forma convincente.

Febrero 5. El debut en Montreal fue maravilloso. Una noche que llevaré siempre en mi corazón. Me sorprendieron los aplausos efusivos y los bravos que escuché cuando me tocó agradecer, no me lo esperaba. Experimenté una sensación nueva y única al escucharlos y no podía parar de sonreír. Canté justo como yo quería: lindo, lindo, sin nervios y con una completa concentración.

Luego de prepararte durante dos años en Barcelona en la clase de canto de Marta Almajano, esta experiencia en Motezuma debe haber sido una oportunidad perfecta de aplicar lo aprendido… Totalmente. Yo estaba esperando la oportunidad para desplegar las herramientas técnicas e interpretativas que adquirí de la mano de Marta, una gran maestra del barroco. Hay repertorio que resulta decisivo en la formación de un cantante, y para mí, después de un año entero de preparación para la gira, esta ópera ha significado aún más crecimiento vocal y musical. Al final de cuentas un profesional se forma en el escenario.

Febrero 6. ¡Qué bonito que hablen de tu trabajo en francés! “Très expressive dans le chant, la voix de la soprano Lisa Maria Rodriguez (Teutile, fille de Motezuma) est pleine de nuances émotives, bouleversante de vérité” (“Muy expresiva en su canto, la voz de la soprano Lisa María Rodríguez (Teutile, hija de Motezuma) está llena de matices emocionales, profundamente conmovedores”… o algo así…) ¡Nomás que tenga tiempo me inscribo en la Alianza Francesa!

¿Tu carrera se perfila exclusivamente hacia seguir la música barroca?
No me gustaría que fuera así. Soy una apasionada del Lied y la canción de arte en general. Por otra parte, creo que mi voz ha alcanzado una madurez que me permitiría cantar a Mozart o Donizetti, por ejemplo. Además, musicalmente me siento muy atraída hacia los lenguajes de la música moderna y contemporánea, aunque en el barroco soy como un pez en el agua, y es un repertorio en el que aún me queda mucho por hacer y del que no podría alejarme jamás.

Febrero 11, St. Paul, Minnesota. Desde lo alto, mi primera impresión de la ciudad fue de ensueño. Los techos de las casas, los caminos, todo cubierto de nieve y de sol. Había leído en una página, creo que de Jane Eyre, cómo la nieve iluminaba los caminos al anochecer, y me parecía imposible imaginarlo. Ahora lo he visto. Brilla como ninguna otra cosa sobre la tierra… La vida es un misterio, una sorpresa constante… y algo me dice que este viaje esconde para mí algo más allá de lo que pudiera pensarse.

¿Cuál es la relación entre el canto barroco y el bel canto?
Ambos comparten esa inclinación hacia el virtuosismo, sobre todo en lo referente a las coloraturas, por lo que en términos puramente vocales resulta bastante natural pasar de uno a otro. Una de las principales diferencias radicaría en el uso de los instrumentos antiguos, que en el barroco invitan a una emisión vocal un tanto distinta con el fin de empastarse con ellos.

Febrero 13. Acá andamos estos tres rompiéndonos una pata y demás en cada función. Tres cantantes de barroco mexicanos que no saben cómo nos han aplaudido, gritado, celebrado y agradecido. No saben de qué manera hemos dejado el alma en cada función, en cada nota. Por un lado qué increíble esto que nos pasa, por otro lado qué locochón que esto no nos pasa en nuestro país. No importa, nuestra dedicación va más allá de todo esto.

«Teutile es la personificación absoluta de la contradicción humana» © Gilles Brissette

¿Qué representa en lo humano tu personaje Teutile, especialmente en el contexto de la conquista española en México?
Teutile es la personificación absoluta de la contradicción humana. Quiere ser leal con su pueblo, sus padres y sus dioses, pero no puede dejar de amar a un hombre que representa la ruina de todo aquello que ella ama. Para mí la relación de Teutile con Ramiro, hermano del conquistador, representa la mezcla de la sangre indígena con la española y su matrimonio simboliza el mestizaje del que nació nuestra identidad mexicana.

Febrero 12. Me siento muy contenta por haber encontrado la confianza de un director de talla internacional como lo es Matthias Maute, y de cantar al lado de este gran ensamble y solistas. Quizá esta sea la única oportunidad que tendré de cantar internacionalmente, o la primera de varias o muchas, no lo sé, pero para mí es una gran bendición y un logro muy importante.

¿Cuál fue la recepción del público en Canadá y Estados Unidos ante la música y ante la historia de Motezuma? ¿Qué falta en México para que se voltee a ver más a este repertorio?
La historia y cultura de México resulta siempre fascinante y exótica para los extranjeros. Los públicos fueron muy diversos; para mí esta fue una de las partes más enriquecedoras de esta experiencia. La partitura Vivaldi/Maute, llena de dramatismo y virtuosismo vocal, resultó todo un éxito que nos hizo recibir ovaciones de pie en cada presentación.

En México hace falta que quienes tienen la posibilidad de realizar grandes o pequeñas producciones tomen el reto de apostar por lo nuevo: una paradoja en el caso del barroco, pues a pesar de ser música compuesta hace varios cientos de años, para la escena musical de nuestro país es todavía una gran novedad. En Monterrey hemos tenido recientemente conciertos de grupos especializados en barroco y la respuesta del público ha sido más que positiva.

Febrero 14. Han sido días de muchas vivencias y aprendizaje. Me regreso a Monterrey con el corazón feliz y satisfecho, con muchas ganas de volver al aula a seguir ejerciendo mi otra gran pasión: ¡la enseñanza!