Lawrence Brownlee y Michael Spyres: Amici e Rivali

Lawrence Brownlee y Michael Spyres: Amici e Rivali

Amici e Rivali 
Lawrence Brownlee (tenor), Michael Spyres (tenor)
Tara Erraught (mezzosoprano), Xavier Anduaga (tenor)
I Virtuosi Italiani; Corrado Rovaris
ERATO CD

Uno de los discos más esperados de este 2020 es, sin lugar a dudas, el de la gran dupla de tenores norteamericanos conformada por Lawrence Brownlee y Michael SpyresAmici e Rivali se compone, como su nombre lo indica, con duetos y tríos de Gioachino Rossini alrededor de la temática de la amistad y la rivalidad.

Durante la primera década del siglo XIX era común que en las óperas que Rossini escribía para Nápoles se tuviera a dos tenores compartiendo créditos principales, ya fuera en roles antagónicos o en papeles de camaradas. Dos nombres muy importantes en aquel periodo inspiraron, de hecho, varios de los duetos incluidos en este disco: Andrea Nozzari y Giovanni David. 

El primero, Nozzari, fue poseedor de un timbre oscuro y, a la vez, agilidad en la voz. Era lo que hoy se conoce coloquialmente como un “baritenor”. David, por otro lado, tenía una voz ligera con una capacidad impresionante para las coloraturas y sobreagudos espectaculares. Ambos tenores cantaron juntos en cinco de las nueve óperas que estrenó Rossini en Nápoles, entre las que destacan Otello, La donna del lago y Ricciardo e Zoraide. De estas tres óperas (así como de Il barbiere di Siviglia, Elisabetta, regina d’Inghilterra, Le Siège de Corinthe y Armida) figuran en el disco  grabado por Brownlee y Spyres duetos y tríos en los que participan también la mezzosoprano irlandesa Tara Erraught y el tenor español Xabier Anduaga, con la orquesta I Virtuosi Italiani, dirigida por Corrado Rovaris. 

Abre el disco con el dueto ‘All’idea di quel metallo’ entre Fígaro y el Conde Almaviva de Il barbiere di Siviglia. El rol del Barbero, que generalmente lo canta un barítono, es interpretado aquí por Spyres quien, a inicios de su carrera, comenzó cantando papeles de esta cuerda y no de tenor. Dada su impresionante extensión de registro y sus sonoras notas graves, Spyres se escucha muy bien como Fígaro y su voz abaritonada contrasta perfecto con la voz ligera y sedosa de Brownlee como Almaviva. Aún siendo de la misma cuerda, pero gracias a sus muy distintos timbres, las dos voces funcionan muy bien juntas.

Siguen dos fragmentos de la ópera Ricciardo e Zoraide, en donde Brownlee canta a Ricciardo; Spyres, a Agorante; y Xabier Anduaga, a Ernesto (un tercer tenor). Tenemos primero el aria de Ricciardo ‘S’ella mi è ognor si fedele… Qual sarà mai la gioia’, donde Brownlee muestra una línea de canto impecable y un registro sobreagudo brillante y con squillo. Interviene aquí Anduaga, cantando las líneas del rol de Ernesto, amigo de Ricciardo. A continuación, Spyres y Brownlee nos deleitan con el dueto de Agorante y Ricciardo ‘Donala a questo core’, donde una vez más se aprecia la sonoridad del registro grave de Spyres, en contraste con la ligereza de la voz de Brownlee. Uno de los momentos más bellos del disco es ‘Qual dolce speme or sorgere’. Ambos poseen un fraseo impecable, además de una gran precisión en las coloraturas que lucen en el final del dueto ‘Come potrò reprimere’. 

Una de las óperas en donde más podemos escuchar la “rivalidad” de los roles que interpretan los tenores rossinianos es La donna del lago, con Uberto di Snowdon y Rodrigo di Dhu, rivales por el amor de Elena. De este título escuchamos primero el dueto de Elena y Uberto del acto II escena 1, ‘Nume! Se a’miei sospiri’, interpretado por Brownlee y Erraught, cuya voz es de mezzosoprano ligera, con buenas agilidades y en buen estilo rossiniano. Sus voces se acoplan muy bien. Entra luego Spyres en lo que se convierte en el trío ‘Qual pena in me già desta’, donde los tres intérpretes tienen un «duelo» de coloraturas y armonías impresionante. 

Sigue el dueto de amistad ‘Deh! Scusa i trasporti’ entre Leicester (Spyres) y Norfolk (Brownlee) de Elisabetta, regina d’Inghilterra, bello ejemplo de la unión de estas dos magníficas voces en preciosas armonías rossinianas. 

Dos duetos de Otello aparecen aquí: el de Otello y Iago del acto II ‘Non m’inganno: al mio rivale’, interpretado con gran fuerza por Spyres como Otello y por Anduaga en el rol de Iago. De nuevo, los timbres contrastantes de ambos cantantes se unen bellamente, reflejando los dos puntos de vista de los personajes. Anduaga tiene un timbre lírico, más ‘pesado’ que el de Brownlee, pero menos oscuro que el de Spyres. 

Sigue el dueto, que luego se transforma en terceto, ‘Ah, vieni, nel tuo sangue’ entre Otello y Rodrigo (Brownlee): la escena más conocida de esta ópera. Lucimiento puro de sobreagudos, extensión de registro y virtuosidad vocal en plenitud. Entra después Desdémona y se convierte en el precioso trío ‘Che fiero punto è questo!’, donde las tres voces se acoplan para dar un momento de reflexión a los personajes. Erraught canta una Desdemona que muestra con jovialidad la fuerza del personaje.

Una ópera no tan representada actualmente pero que es de una gran belleza es Le Siège de Corinthe, adaptación que hizo Rossini para París de Maometto II para el dúo de tenores (que también eran padre e hijo) Louis y Adolphe Nourrit. El primero cantó el rol de Cléomène y el segundo, a Néoclès (también padre e hijo en la trama). En este disco escuchamos tres fragmentos de esta ópera: el aria de Néoclès ‘Grand Dieu, faut-il qu’un peuple’ del acto III, muy bien interpretada por Brownlee con sobreagudos seguros, brillantes y bien timbrados. Le sigue la escena y el trío de Cléomène (Spyres), Néoclès y Pamyra (Erraught), ‘Cher Cléomène… Céleste providence!’, también del acto III de la ópera. Notamos en Le Siège de Corinthe que ya se trata de un estilo más afrancesado de composición y que el virtuosismo vocal de los otros duetos no está tan presente. Hay más lirismo en la manera en que se cantan y menos lucimiento vocal per se. 

Termina el disco con el trío de Rinaldo, Ubaldo y Carlo de Armida, ¡ópera en la que Rossini solicita a seis tenores! Aquí escuchamos la escena “In quale aspetto imbele” del acto III escena 6. Brownlee fue un gran Rinaldo en las funciones de esta ópera en la Metropolitan Opera House, con Renée Fleming en el rol titular pero, para este disco, canta el papel de Ubaldo, Spyres interpreta a Rinaldo y Anduaga, a Carlo. 

He aquí una entrevista durante la grabación de Amici e Rivali: