Claroscuro: Vínculos cervantinos

Claroscuro: Vínculos cervantinos

Claroscuro
Capella de Ministrers
Carles Magraner, director y viola da gamba
Delia Agúndez, soprano
Robert Cases, guitarra barroca y tiorba
Sara Águeda, arpa de dos órdenes
Obras de Lucas Ruyz de Ribayaz, Gabriel Mena, Praetorius, Juan de Timoneda, José Marín, Juan Arañés, A. Ribera, Gabriel Bataillé, Luys de Narváez, Alonso Mudarra, Gaspar Sanz, Henry du Bailly, Magistro Rofino, Giovanni Stefani, Diego Ortiz, Mateo Romero y diversos compositores anónimos
CdM, 2021

En el mundo de la música es frecuente que melómanos, maestros o intérpretes conozcan nuevos autores y repertorios por recomendación de algún amigo, reseñista o personaje conocido. El espectro que se descubre puede ser muy significativo para el escucha y ello depende del horizonte sonoro de quien brinda la referencia.

Y es que si se trata de una figura insigne de nuestra lengua y de la literatura universal como Miguel de Cervantes Saavedra (Alcalá de Henares, 1547 – Madrid, 1616), las alusiones pueden constituir todo un barrido histórico y de costumbres que atrae a la exploración del tránsito musical español del periodo renacentista al barroco. Ese es precisamente el propósito estético de Claroscuro, el nuevo material discográfico de la  Capella de Ministrers (CdM, 2021) que dirige Carles Magraner, lanzado al público español e internacional el pasado mes de abril.

Este disco —integrado por un Prólogo al oyente, dos Partes y un Epílogo— se compone de 22 piezas que muestran esos claros formales y desnudos sonoros típicos del raciocinio renacentista que se tornan, cada vez más subrayados, en marcado contraste, de exageración casi teatral, y que alimentan e ilustran el espíritu barroco. Ese proceso no solo representa un muestrario de tendencias estéticas en aquella España del Quijote, sino incluso de reflexiones filosóficas, de credo o existenciales.

Pero la riqueza del Cervantes que adereza, describe, enlaza o configura sus escenas y personajes a través de la referencia musical no se agota en su obra cumbre, si bien puede considerarse la punta de un opulento iceberg sonoro donde el ingenioso hidalgo, Sancho Panza y compañía tienen gran conciencia de las virtudes de la música y el canto. Múltiples romances, canciones, danzas, seguidillas, chaconas, bailes, pavanas, gallardas, canarias, folias o españoletas tienen cita, por ejemplo, en La gran sultana, El rufián viudo, La ilustre fregona, entre otros textos del Manco de Lepanto. 

Cervantes y sus personajes, más que elaborar un rígido catálogo musical, prestan auténticos oídos para que el lector encuentre pistas sobre géneros, instrumentos, tendencias y gustos de su momento y el de periodos pretéritos, mosaico de sonidos capturado de manera notable y deliciosa por la Capella de Ministrers en Claroscuro.

Bajo la dirección de Carles Magraner, quien se encarga también de la viola da gamba, y con la participación de la soprano Delia Agúndez, Robert Cases en la guitarra barroca y la tiorba, así como de Sara Águeda en el arpa de dos órdenes, el conjunto entrega estilizadas interpretaciones de obras de Lucas Ruyz de Ribayaz, Gabriel Mena, Praetorius, Juan de Timoneda, José Marín, Juan Arañés, A. Ribera, Gabriel Bataillé, Luys de Narváez, Alonso Mudarra, Gaspar Sanz, Henry du Bailly, Magistro Rofino, Giovanni Stefani, Diego Ortiz, Mateo Romero y de diversos compositores anónimos.

La agrupación consigue un ensamblado sonoro rítmico y musical que expande resplandores y sombras melódicas que en todo caso invitan a la danza, ya sea dulce y apacible, sentimental, o bien de trote alegre y animado, que se asoma al viento épico del pasado. Y, en su caso, ofrece un acompañamiento con las vitrinas precisas para el canto de la soprano Delia Agúndez, que luce por medio de un timbre homogéneo lo mismo en su lirismo más pleno que en las delicadas ornamentaciones que su voz sortea al paso.

Además de una calidez expresiva que comunica vivos matices del amor y otros sentimientos, Agúndez dota sus interpretaciones de una dicción transparente que permite gozar de la palabra y sobre todo de un canto que encuentra su equilibrio en la buena cuna, liberado de presunciones y manierismos banales. “Vuestros ojos tiene d’amor no se que” es un argumento sólido para ponderar el gran trabajo de esta soprano extremeña, originaria de Cáceres, España.

Claroscuro es el disco número 63 en los 35 años de trayectoria de la Capella de Ministrers y con este programa histórico español —que transita entre los años 1500 y 1650— refrenda su prestigio internacional con un ensamble de amplios recursos expresivos y una cantante de técnica resuelta, bello timbre y emisión evocativa y dulcinesca.

Pero lo que ante todo consigue Claroscuro, en su conjunto, es que el enorme y legendario Miguel de Cervantes Saavedra se convierta no solo en un cancionero referencial, de oído histórico y socio-costumbrista privilegiado, sino en ese amigo cercano y erudito que vincula al melómano interesado con el rico universo musical del que ha sido testigo.

https://www.youtube.com/channel/UCJpfGKZjiVi3OO8Th7MeKTQ