Franco Vassallo: Arcano

Franco Vassallo: Arcano

Franco Vassallo: Arcano
Songs by Francesco Paolo Tosti
Franco Vassallo (barítono), Giulio Zappa (piano)
Prima Classic CD

El barítono italiano Franco Vassallo cuenta con una larga carrera sobre los escenarios operísticos y con varias grabaciones en audio y video de títulos líricos diversos. Para su primer disco en el sello Prima Classic ha decidido hacer un homenaje a uno de los grandes compositores de canciones napolitanas: Francesco Paolo Tosti. Es más común escuchar estas canciones interpretadas por tenores pero, en voz de un barítono, adquieren una nueva sonoridad. 

En las notas del disco, Vassallo comenta que las canciones de Tosti se consideran música de cámara vocal italiana y las más grandes composiciones de dicho género. Al escuchar cada canción podemos transportarnos a un espacio íntimo en donde una gama rica y variada de sentimientos es expresada con gran belleza a través de la música de Tosti. Contar con el experimentado pianista Giulio Zappa es un lujo para este disco, ya que no solo cuenta con la calidad vocal de Vassallo sino también con un acompañamiento que resalta tanto las mejores cualidades musicales de las canciones como la hermosa voz del barítono milanés. Voz y piano se entrelazan para contar 22 historias hechas canciones. 

Abre el disco con ‘La Serenata’, con letra de Giovanni Alfredo Cesareo, y en la que escuchamos a Vassallo adecuarse al estilo de la canción. El acompañamiento al piano de Zappa, quien respira con el cantante, le da un carácter íntimo a su interpretación (como lo hace en general en todo el disco), al tiempo que transmite una sensación de música de salón, con un ambiente personal y un sonido sutil y elegante. Continua con ‘Ideale’, donde Vassallocuida que su dicción resalte la importancia del texto. Sigue una de las canciones más bellas de este disco: ‘Malìa’, en la que el barítono milanés da con su voz la emoción necesaria para retratar su amor por una hermosa mujer. 

En ‘L’ultima canzone’ escuchamos la manera tan natural en la que voz y piano se fusionan y cómo el instrumento es una extensión de las emociones que canta el barítono, quien en ningún momento hace que las canciones suenen a arias de ópera, sino que las modula bellamente. Sigue ‘Rosa’, con letra de Rocco Emanuele Pagliara, escrita en 1885, y en la que Vassallo sabe cómo encantarnos a través de su narración cantada. Se le escucha cómodo en este repertorio en el que hace matices y modulaciones que enriquecen las canciones.

Canta además ‘Addio, fanciulla…’, nuevamente con un gran acompañamiento de Zappa, cuyo toque al piano es juguetón y rítmico. Sigue ‘Sogno’, de carácter lírico y que requiere una muy cuidada línea de canto. Con ‘Buon Capo d’Anno’, ambos artistas nos presentan una canción que nos transporta a una época de galantería y aventuras amorosas.

El orden de las canciones está muy bien pensado porque hay variedad en cuanto al estilo y las emociones de cada una. No tenemos de corrido dos o tres canciones melancólicas, por ejemplo, pues están muy bien repartidos los distintos sentimientos de las piezas. 

En ‘Aprile’ escuchamos de nuevo el estilo lírico —típico de Tosti— que exige al cantante un refinamiento vocal casi liederista. Lo mismo sucede con la canción que da título al disco: ‘Arcano’. Vassallo debe interpretarla de manera casi belcantista, con un control de fiato y matices en ciertas frases. Sigue ‘È morto Pulcinella’, donde el cantante hace gala de su expresividad al “narrar” con la voz la historia de Pulcinella. Es de las piezas que necesita más de la actuación a través de la voz que de un virtuosismo vocal. Le sigue ‘’A vucchella’, una especie de madrigal de amor, cuya letra compuso Gabriele D’Annunzio a petición de su amigo Ferdinando Russo, quien le pidió escribiera un poema en napolitano, dialecto que su amigo no conocía. Tosti lo usó después para esta canción. 

También con letra de D’Annunzio tenemos Due Piccoli Notturni: ‘Van gli effluvî de le rose’ y ‘O falce di luna calante’. Ambas piezas se aproximan más a canciones de arte que a canciones populares, y son de un estilo expresionista y descriptivo. En ‘Notte bianca’, también con letra de D’Annunzio, seguimos con un estilo de Tosti más clásico y con un acompañamiento del piano atmosférico y expresivo a la vez. Hay un refinamiento, no solo en la música, sino también en la poesía de la letra, cargada de metáforas y rimas elaboradas. Más sencilla, pero no por ello menos hermosa, es ‘Ninna, Nanna’, de 1912: una sencilla canción de cuna con una melodía muy bella que Vassallo interpreta con ternura.

‘Luna D’Estate’ es la primera de tres canciones con letra de Riccardo Mazzola, de estilo más popular (las otras dos son ‘Tristezza’ e ‘Il pescatore canta!’). Las imágenes ‘visuales’ que nos describen estas tres canciones se retratan perfectamente en la parte del piano ejecutada por Zappa, mientras que Vassallo canta con emotiva introspección. 

Solo una de las piezas de este disco no está cantada en italiano o napolitano: ‘Goodbye’, con letra de G.J. Whyte-Melville, escrita por Tosti en 1880. Vassallo la canta con un claro inglés y voz robusta, además de mostrar notas agudas bien timbradas. Cierran el disco ‘Mattinata’ y ‘Vuol notte o banconote?’; esta última con letra de D’Annunzio. 

Vassallo y Zappa nos llevan en este disco a un viaje de emociones diversas, todas plasmadas por la música de Tosti, donde pasamos de la tristeza a la melancolía profunda, del enamoramiento a la alegría extrema, de la añoranza a la ensoñación… Hacen, con esta grabación, el retrato musical de una época donde la gente se reunía en salones refinados para compartir, disfrutar y emocionarse con estas inolvidables canciones.