RECOMENDACIÓN: Nadine Sierra: There’s a Place for Us

RECOMENDACIÓN: Nadine Sierra: There’s a Place for Us

 

Nadine Sierra (soprano)
Royal Philharmonic Orchestra
Robert Spano
Deutsche Grammophone CD

La soprano norteamericana Nadine Sierra debuta en CD con ‘There’s a place for us’, título tomado de una frase de la canción ‘Somewhere’ del musical West Side Story de Leonard Bernstein. Este no es el típico álbum de arias de ópera para soprano que la mayoría de sus colegas graba como primer disco; es una selección de arias y canciones clásicas en español, inglés y portugués ligadas a las raíces familiares de la cantante. Así, pues, tenemos en este material una gran variedad de estilos que van desde el operístico, pasando por el sinfónico, y llegando hasta el musical.

Con emotividad, Nadine sierra abre su recital con ‘Somewhere’, moldeando su voz para no sonar operística. De Heitor Villa-Lobos canta a continuación el aria (cantilena) No. 5, luciendo un timbre cálido. Después, canta ‘Stars’, del ciclo de canciones Only Heaven del compositor estadounidense contemporáneo Ricky Ian Gordon, siguiendo el tema de añoranza evocado por las primeras dos canciones. Esta pieza está en esa delicada línea estilística en donde puede sonar como un aria de ópera pero también de un musical. Parte de ella es de hecho una vocalise, a la manera de la cantilena No. 5 antes mencionada.

En ‘A Julia de Burgos’ de Songfest de Bernstein, con letra de la poetisa puertorriqueña Julia de Burgos, la dicción en español de la soprano es menos clara, pero su interpretación es vibrante y está llena de energí; luce su registro agudo y agilidad para pasar de un registro a otro sin perder el brillo en la voz.

Tenemos luego otras dos canciones de Villa-Lobos: ‘Canção de amor’ de Floresta do Amazonas, cuyo texto fue escrito por una mujer: la poetisa es Dora Vasconcellos, quien la escribió para la película Green Mansions de 1959, cuya trama tiene lugar en la selva amazónica. La segunda canción, de carácter evocativo y que también aparece en dicho largometraje, es ‘Melodía Sentimental’.

En 1976, Bernstein compuso 1600 Pennsylvania Avenue, obra que daba una visión de algunos de los presidentes norteamericanos y sus familias. Fue un fracaso en Broadway, pero de esa partitura es muy rescatable la canción ‘Take care of this house’, que es la plegaria de Abigail Adams a un esclavo. Sierra la canta con una gran atención al texto y lucido fraseo. También de Bernstein, pero ahora de Candide, Sierra canta el aria de Cunégonde ‘Glitter and be gay’. Esta pieza se asocia más con sopranos de timbre ligero pero, gracias a su voz más oscura, Sierra es notable en las partes más recitadas y su interpretación no depende así solamente de la coloratura del final, que canta con mucha seguridad. La soprano entiende muy bien el carácter irónico, burlón y juguetón del aria, dando los sobreagudos cual rayos láser: certeros y directos.

Volvemos a escuchar una canción con texto de una mujer: de Emily Dickinson, ‘Will there really be a morning?’, musicalizada por Ricky Ian Gordon. Sierra la canta como si fuese un Lied, con una casi interminable línea de canto y atención minuciosa al texto. Apoyando siempre a los compositores norteamericanos contemporáneos, Sierra incluye ‘Maia’s aria’ de la ópera The Cows of Apollo de Christopher Theofanidis (1967), aria muy melódica con una orquestación fabulosa. 

Además de incluir canciones y arias de compositores contemporáneos, Sierra incluye una pieza tradicional de Stephen Foster, uno de los primeros compositores norteamericanos de canciones. En ‘Jeanie with the light brown hair’, con letra del mismo compositor, la solista interpreta con estilo más clásico, algo descriptivo; casi podría tratarse de un aria de ópera o de opereta.

La única pieza que no está en los idiomas ya mencionados es ‘Lúa descolorida’ del compositor argentino Osvaldo Golijov, cantada en gallego. La es de Rosalía de Castro y guarda parecido con la temática de añoranza y el carácter melancólico de otras obras del disco.

Cierra el recital con el aria de Anne Trulove ‘No word from Tom’ de la ópera de Ígor Stravinski The Rake’s Progress. Escuchando a Sierra en esta escena, uno desea que algún día se escenifique esta ópera con ella en el rol de Anne. Canta el aria con gran lirismo y luciendo su registro central al máximo, además de uno que otro sobreagudo certero. Robert Spano y la Royal Philharmonic Orchestra son excelentes compañeros de Nadine Sierra en este viaje musical.