Bajo la lupa: Naoki Murata, Director del Nuevo Teatro Nacional de Tokio

Bajo la lupa: Naoki Murata, Director del Nuevo Teatro Nacional de Tokio
Naoki Murata: “Una de las misiones más importantes que tenemos es la de comisionar a compositores japoneses que escriban nuevas óperas” © M. Terashi

¿Cuándo se fundó la Ópera de Japón?
Se fundó en 1997. Es el primero —y único— teatro para ópera, ballet, danza y drama en Japón. La primera puesta en escena de una ópera occidental fue en 1903. Después, el éxito de la ópera se extendió por todo el país. Después de la Segunda Guerra Mundial, el número de compañías privadas que producían ópera aumentó. Desde la década de los 60, las compañías de ópera occidentales empezaron a recorrer Japón y a poner en escena grandes producciones. 

El público y los cantantes expresaron sus anhelos por tener una Ópera Nacional en el país. En 1966, el Parlamento japonés aprobó la creación de un teatro nacional para presentar las artes escénicas tradicionales de la cultura japonesa. En ese momento también se tomó en cuenta la necesidad de un segundo teatro para presentar funciones del mundo actual, pero pasarían unos 30 años antes de que ese sueño se convirtiera en realidad.

Las producciones iniciales fueron Takeru, una ópera comisionada al compositor japonés Dan Ikuma; Lohengrin, dirigida por Wolfgang Wagner y Aida, dirigida por Franco Zeffirelli. Esta última producción, espectacular, gozó de gran popularidad y ha sido presentada constantemente a través de los años, incluyendo las celebraciones del vigésimo aniversario del teatro, el año antepasado. Tristemente, Zeffirelli falleció en junio de 2019.

¿Cuántas ópera completas se presentan por temporada y cómo las seleccionan, con base en qué criterios?
El New National Theater Tokyo (NNTT) ofrece diez producciones por temporada con alrededor de 45 funciones. De esas diez, cuatro son producciones nuevas y seis son de repertorio. Primordialmente, al seleccionar las piezas, el Director Artístico de la Ópera toma en consideración varios aspectos de balance. 

El director orquestal Ono Kazushi fue nombrado Director Artístico de la Ópera en la temporada 2019-2020 y especificó cinco objetivos al asumir el puesto, que serían: expandir el repertorio; comisionar una nueva ópera de compositores japoneses cada dos años; presentar programas dobles de óperas de un acto y barrocas cada año; contratar destacados directores y cantantes y, finalmente, ejercer una estrecha colaboración con las otras compañías de ópera.

Con base en estos objetivos, durante la temporada 2019-20 presentamos por primera vez Die Zauberflöte de Mozart dirigida por  William Kentridge; el estreno mundial de Asters, del compositor japonés Nishimura Akira; un programa doble de Eine Florentinische Tragödie de Zemlinsky y Gianni Schicchi de Puccini; y Turandot, también de Puccini, bajo la batuta de Álex Olle, en colaboración con otros teatros japoneses. 

En la próxima temporada volveremos a poner Eugene Onegin de Chaikovski, luego de un intervalo de 19 años. También presentaremos por primera vez la ópera barroca Giulio Cesare de Händel, y Die Meistersinger en colaboración con el Festival de Salzurgo, la Semperoper de Dresden y el Tokyo Bunka Kaikan.

¿Reciben ayuda del gobierno? 

Sí. Recibimos alrededor de un 53% de subsidio del gobierno. La taquilla aporta otro 32% y un 15% viene por parte de donantes privados.

Los miembros del coro, ¿son profesionales o voluntarios?

Son profesionales, afiliados al NNTT y seleccionados a través de audiciones. El coro cuenta con más de cien miembros y, además de presentarse en el Nuevo Teatro Nacional de Tokio, participa como invitado especial en otras ciudades y con distintas orquestas, también. Está muy bien cotizado por distintos directores japoneses y de todo el mundo, cuyas presentaciones recientes han incluido la Orquesta Cleveland en Japón, al mando de Franz Welser-Möst y la Filarmónica de Berlín bajo la batuta de sir Simon Rattle.

¿Es obligatorio el estudio de música en las escuelas japonesas?

Sí. Es obligatorio durante nueve años, empezando en la escuela elemental durante seis años y estudios medios superiores, unos tres años más. Estos estudios se concentran en la música occidental, donde los niños aprenden canto coral e instrumentos, como la armónica de teclado y la flauta dulce. 

Además, el canto coral es muy popular en Japón, donde hay concursos, normalmente en los planteles educativos de educación media y superior. También existen muchos grupos corales amateur para adultos, con gran aceptación. Las bandas de metales también son muy populares en las escuelas. Las horas de estudio en aulas está disminuyendo en los últimos años y el gobierno ha establecido que se debe dar mayor importancia al tiempo dedicado a la música tradicional japonesa. Esta decisión me hace temer que menguarán las oportunidades para el estudio de la ópera.

¿A la nueva generación le gusta la ópera? ¿Cuáles son sus favoritas?

Al igual que en el resto del mundo, el público amante de la ópera está envejeciendo. Existen muchas iniciativas para atraer a la juventud, por ejemplo: para volverla más atractiva, el NNTT cuenta con programas educativos para estudiantes de secundaria que se presentan cada año en Tokio y Kansai. Cada año se le proporcionan oportunidades de este tipo a unos 13 mil estudiantes de nivel superior donde pueden apreciar una puesta en escena completa. 

Generalmente presentamos Madama Butterfly y Tosca, ambas de Puccini. También presentamos Yūzuru, del compositor japonés Ikuma Dan. Con la ayuda del gobierno, nuestro coro puede salir de gira y presentar conciertos en distintas entidades educativas del país. También se incluyen arias bien conocidas, que es una forma de atraer a los menores a este tipo de arte.

En cuanto a la selección de cantantes internacionales de cualquier parte del mundo, ¿ellos deben hacer audición en persona o cómo los escogen?

Contamos con una enorme red de contactos por todo el mundo, pero últimamente es el Director Artístico quien tiene la última palabra.

El nuevo director artístico, Kashushi Ono

¿Tienen un Programa de Jóvenes Artistas?

El NNTT tiene tres programas de entrenamiento: un Opera Studio, una Escuela de Ballet y un Drama Studio. El Opera Studio tiene un programa de tres años, con cinco alumnos cada año, llegando a un total de 15 aspirantes, y cuenta con un generoso patrocinio de All Nippon Airways por medio del cual los integrantes del segundo año pueden estudiar en la Scala de Milán y los participantes del tercer año lo pueden hacer en el Bayerische Staatsoper Opernstudio. Una vez graduados, lógicamente actuarán en el NNTT, con las muchas compañías de ópera que se estén presentando en Japón y el resto del mundo, y también podrán debutar en el extranjero.

¿Cuáles son los más conocidos cantantes de ópera japoneses en la actualidad?

Es difícil escoger entre los tantos que hay, pero si nos concentramos un poco, podemos nombrar a la joven mezzo que actuó recientemente en el NNTT, Wakizono Aya, cantando Donna Elvira en Don Giovanni en esta temporada e interpretará a Rosina de Il barbiere di Siviglia en la temporada siguiente. Ya se ha dado a conocer con gran actividad en Italia y podemos esperar que irá muy lejos internacionalmente en el futuro. Si tomamos en cuenta los egresados del Opera Studio, tenemos a la soprano Nakamura Eri, quien acaba de protagonizar Liù en Turandot en julio pasado, y también el contratenor Fujuki Daichi, quien dará vida a Tolomeo en Giulio Cesare en la próxima temporada. Ambos tienen renombre internacional y cuentan con presentaciones en la Vienna State Opera. Nakamura cantó Julieta en Roméo et Juliette en el Teatro Municipal de Santiago de Chile.

¿Organizan concursos de canto internacionales?

Nosotros no, pero hay bastantes concursos de canto en Japón. El más importante y conocido internacionalmente es el Concurso Internacional de Canto Mt. Fuji en Shizuoka.

¿Ofrecen entradas gratis a las escuelas?

No ofrecemos entradas gratis. Como dije anteriormente, en cuanto se refiere a producciones para estudiantes, tenemos el programa educativo para alumnos de secundaria. Las entradas para alumnos escolares se ofrecen a un muy razonable precio de 2,160 yenes [unos 20 dólares] por persona. También tenemos un plan U25 para miembros preferidos en las óperas corrientes, donde se ofrecen entradas a módico precio para jóvenes menores de 25 años. Pagando 5,000 yenes, estos miembros pueden obtener entradas de primer orden, que normalmente costarían más de 20,000 yenes. En la actualidad, tenemos 11,300 miembros.

¿El ensayo general está abierto al público?

No al público en general, pero sí invitamos a algunas personas, como ciertos individuos donantes o patrocinadores corporativos y ciertos residentes locales a varios ensayos generales durante el año.

¿Usan doble elenco para las puestas en escena?

Usábamos mucho el doble elenco para nuestras producciones, pero ahora generalmente preferimos un solo elenco para las óperas, especialmente desde la temporada 2003-2004. Sin embargo, la Turandot del pasado mes de julio tuvo dos elencos. En las producciones de un solo elenco tenemos cantantes sustitutos (covers) para casi todos los papeles.

¿Presentan óperas contemporáneas también? 

Sí. Una de las más importantes misiones que tenemos es la de comisionar a compositores japoneses que escriban nuevas óperas. Hemos producido siete obras nuevas desde el inicio del Teatro. Entre ellas tenemos Asters, presentada en febrero, que tuvo gran acogida por la prensa internacional. El Director Ono planea llevar al extranjero las nuevas óperas del NNTT. Otra obra, aunque no comisionada, es Matsukaze, compuesta por Hosokawa Toshio y dirigida por Sasha Waltz, con gran éxito. Otras óperas del Siglo XX que hemos presentado incluyen Die Soldaten de Zimmermann, Wozzeck y Lulu de Berg y Peter Grimes de Britten.

¿Tienen directoras de orquesta?

Hasta el momento, solamente la canadiense Keri-Lynn Wilson ha sido la única directora en alguna temporada del NNTT. Dirigió Madama Butterfly en 2004. Aparte de temporadas operísticas, tenemos a Tomita Misato, directora residente del Ballet Nacional de Japón, como también dirigentes femeninas para las obras del Opera Studio. Tenemos planeado contratar a Mitsuhasi Keiko para dirigir Yuzuni el año que viene, en el Programa Educativo para Estudiantes de Secundaria. Hay un incremento en Japón de mujeres directoras, donde cada vez más están al mando de la orquesta y este número seguirá aumentando en el futuro.

Escena de Turandot, en el NNTT

¿Tienen programas de verano?
Cada mes de junio presentamos el Programa Educativo para Estudiantes Secundarios. Siendo Japón sede de las Olimpíadas el próximo año del 2020, cambiaremos esta fecha del Programa Educativo de junio a principios de septiembre. Este programa abarcará todas las divisiones del teatro: ópera, ballet, danza y drama, y se basará en tres temas: el futuro, Japón y el mundo. 

Todas estas producciones están dirigidas a todo el mundo, sin importar edad, nacionalidad o género. Sean adultos o niños por igual, o visitantes extranjeros. Muchas de las producciones tendrán subtítulos en inglés, lo que permitirá a los que vienen de otras partes visitar el NNTT. 

Cabe destacar una obra para el Festival 2020 del NNTT, la «Nueva ópera con niños y un androide» Súper Ángeles, que se presentará en agosto. Esta nueva composición del conocido compositor de música electrónica Shibuya Keiichiro será interpretada por un coro infantil y Alter 3, un androide con inteligencia artificial. La ópera destacará el drama de la amistad entre el androide y los niños. Muy distinto de las óperas tradicionales, este trabajo será disfrutado no solo por los amantes de la ópera, sino también por todos los públicos, sin importar su origen.

¿Con cuánta anticipación planean las futuras temporadas?

En el momento lo hacemos con unos tres años de anticipación. Estamos buscando socios que quieran coproducir las nuevas funciones y quisiéramos expandir nuestro horizonte con compañías de ópera en el Nuevo Mundo.