Joyce DiDonato — EDEN

EDEN
Joyce DiDonato (mezzosoprano)
Il Pomo d’Oro; Maxim Emelyanychev
ERATO CD

La mezzosoprano norteamericana Joyce Di Donato nunca deja de sorprender con su talento vocal y su ingenio para crear temáticas interesantes y enriquecedoras en cada uno de sus discos. EDEN no es la excepción. Esta nueva colección de arias abarca desde Händel hasta una nueva composición escrita por la compositora de más de 100 soundtracks Rachel Portman, cuyo tema en común es la relación del hombre con la naturaleza. 

“Es una invitación a regresar a nuestras raíces”, explica la cantante en el folleto del disco. Durante la pandemia Di Donato reflexionó acerca de nuestra desgastada relación con la naturaleza y sobre cómo ésta, a pesar de los tiempos que se vivían durante el encierro, siguió floreciendo, renovándose y mostrando al ser humano que la vida sigue. La música y la naturaleza pueden dar las respuestas a todas las incógnitas existenciales después de pasar por este periodo tan oscuro y lleno de miedos y dudas. Es necesario reconectar con la naturaleza y qué mejor que a través de la música. EDEN llama al oyente a reconectar con su entorno.

El disco comienza con “The Unanswered Question” de Charles Ives, una meditación en donde la voz de Di Donato solamente participa con una vocalización sin texto alguno, mostrando cómo se funde el alma humana con esta atmósfera de la naturaleza, de un despertar sonoro, casi etéreo. Le sigue “The First Morning of the World” de Rachel Portman con texto de Gene Scheer; en ella, Di Donato nos habla sobre el lenguaje de varios elementos de la naturaleza y de cómo entenderlo. La música de Portman es muy descriptiva del ambiente natural que describe el texto y Di Donato lo canta con expresividad e introspección. 

“The First Morning of the World”, de Rachel Portman y Gene Scheer

Le sigue “Ich atmet’einen linden Duft” No.2 de las Rückert Lieder de Gustav Mahler, que habla de la fragancia del tilo, la cual le recuerda un amor gentil. Canta también la No. 3 “Ich bin der Welt abhanden gekommen”, de carácter más melancólico que el anterior, en la que Di Donato muestra su bello legato y cuyo tema está más relacionado al alejamiento del individuo del mundo tumultuoso.

Después, de Biagio Marini (1594-1663), interpreta el Scherzi e canzone Op. 5 “Con le stelle in Ciel che mai” de la Nativitá di Christo, per canto solo da cantarsi nel chitarrone. Acompañada por una tiorba y un laúd, Di Donato canta con energía y estilo esta pieza que habla sobre el Sol y sobre Cupido. A continuación, presenta el aria ‘Toglierò la sponde al mare’ del oratorio Adamo ed Eva (Parte II) de Josef Myslivecek (1737-1781) con libreto de Giovanni Granelli. En esta aria barroca, Di Donato se encuentra como pez en el agua y canta con su ya conocido virtuosísimo vocal. 

Luego da un salto al siglo XX y canta de Aaron Copland (1900-1990) “Nature, the gentlest mother” de sus 8 Poems of Emily Dickinson para voz y orquesta de cámara. La orquestación descriptiva y atmosférica de Copland ilustra perfectamente las imágenes poéticas de la Madre Naturaleza que describe el poema de Dickinson. Di Donato le imprime un carácter lirico y sabe qué palabras enfatizar. En cada canción moldea su voz para adecuarla a cada uno de los estilos musicales de las canciones o arias.

Se incluyen también dos piezas instrumentales: una de Giovanni Valentini (1582-1649) llamada “Sonata enharmonica en Sol menor”y la otra es la “Danza degli spettri e delle furie: Allegro non troppo” de la ópera Orfeo ed Euridice de Christoph Willibald Gluck (1714-1787). En ambas piezas Il Pomo d’Oro toca con un sonido brillante y en estilo.

Sigue el aria ‘Piante ombrose’ de La Calisto de Francesco Cavalli (1602-1676), donde el personaje de La Calisto llora la pérdida de las flores, las plantas y el entorno natural a causa del fuego. De nuevo, Di Donato hace una interpretación emotiva y llena de matices. Después, el aria Fulvia ‘Misera, dove son… Ah! Non son io che parlo’ de la ópera Ezio de Gluck donde, de nuevo, Di Donato muestra su calidad interpretativa y nos va llevando poco a poco dentro de la desesperación del personaje de Fulvia. 

‘Piante ombrose’, La Calisto de Francesco Cavalli

Georg Friedrich Händel (1685-1759) se hace presente en esta selección con un aria de su oratorio dramático Theodora HWV 68: el aria ‘As with rosy steps the morn’, de carácter evocativo y que comparte con el aria de Fulvia esa relación muy cercana del personaje con la naturaleza y la descripción de sus sentimientos de y del entorno a través de ella. 

También incluye, de las Wesendonck Lieder de Richard Wagner (1813-1883) la canción “Schmerzen” (Agonías). Increíble escuchar a Il Pomo d’Oro bajo la batuta de Maxim Emelyanychev en un repertorio que no está asociado tanto a ellos y abordarlo con el estilo correcto, aunque con un sonido un poco más ligero de lo usual. Di Donato le da peso a su voz para afrontar esta pieza más pesada y maneja el texto con gran expresividad. 

Concluye el disco con la famosa aria de Serse ‘Frondi tenere e belle…Ombra mai fu’ de Serse de Händel, en donde el personaje principal nos describe la paz que le brinda estar a la sombra de su árbol más amado. Está de más decir que Di Donato canta esta aria con una elegancia y un fraseo exquisito.

Este es un disco que invita a reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza y cómo, desde hace más de dos siglos, fueron los compositores de estas piezas los que nos enseñaron el vínculo tan estrecho que tiene la música con nuestro entorno y cómo ambos nutren el alma y el espíritu.